Buscar
  • Manuel Bazán Cruz*

¿Conservadores en la izquierda?


El enfado de la senadora Lilly Téllez por el símbolo que representa la marea verde a nivel internacional, para exigir el respeto del derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, dejó perplejos a quienes simpatizan con el progresismo y la izquierda.

Y no podía ser de otra manera, pues estaban escuchando en voz de la legisladora un discurso radicalmente conservador.

Por lo tanto, cabe preguntar: ¿Por qué MORENA integró a sus filas a Téllez?

Téllez en el Senado

La periodista Téllez, es senadora electa por el principio de mayoría relativa de MORENA. Está trabajando en el Senado de la República en representación del estado de Sonora.

Asimismo, es secretaria de la Comisión de Marina e integra las comisiones de Defensa Nacional, y la de Minería y Desarrollo Regional.

Ocupa un escaño a lado de mujeres progresistas o de izquierda, como es el caso de la decana Ifigenia Martínez Hernández, quien junto a Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo encabezó la Corriente Democrática de México.

Después participó como principal miembro fundador del Partido de la Revolución Democrática a finales de los 80`s; o bien, con figuras jóvenes como Citlalli Hernández Mora, quien ha fijado en el pleno una postura positiva para la protección de los derechos humanos.

En el caso particular de los derechos de las mujeres, es compañera de Martha Lucía Micher Camarena, senadora que ha tenido acalorados debates dentro de la Cámara Alta en temas de género.

También, ha impulsado una agenda legislativa en torno a los derechos sanitarios y laborales de las mujeres.

¿Por qué en MORENA?

Quienes identifican a MORENA como un partido de izquierda, pensarían que dentro de sus filas no hay cabida para Téllez.

Sin embargo, dentro de la Declaración de Principios del ente político, se aprecia un claro desprecio por el modelo económico neoliberal, pero también, la inexistencia de un pensamiento único.

Por ello, el documento en cita, enaltece los principios democráticos en torno a un objetivo común, por lo que se proclama la configuración de un espacio abierto, plural e incluyente.

En éste, participan mexicanos de todas las clases sociales y de diversas corrientes de pensamiento, religiones y culturas.

Postura no transgresora

Por lo tanto, los integrantes de MORENA tienen derecho a ejercer a plenitud su libertad y el derecho a disentir de sus compañeros.

Bajo esa máxima morenista, la postura de la senadora Téllez no transgrede al partido que la llevó a ocupar un escaño en la Cámara de Senadores.

Contrariamente, sabía desde su postulación que tenía carta abierta para fijar su propia posición, aún y cuando ésta sea la más conservadora.

Ante tal apertura, las personas que constituyen el partido que dirige Yeidckol Polevnsky, pueden expresar planteamientos muy distintos a los que estamos acostumbrados a recibir de la izquierda y del progresismo latinoamericano, por lo que el tiempo nos podría dar nuevas sorpresas en el Poder Legislativo.

Entonces: ¿MORENA, es un partido de izquierda?

La historia de las corrientes de izquierda ha demostrado que no se puede llegar a ningún lado sino existe una inclusión social y una negociación con los diversos sectores que conviven en un Estado, tal y como estamos apreciando en Venezuela.

Por ello, algunos grupos políticos han decidido dejar de lado la dicotomía tradicional entre izquierda y derecha que heredó la divergencia entre el capitalismo y socialismo de la guerra fría, para gestar un progresismo incluyente.

Pero también, dicho progresismo ha sufrido altas y bajas, por lo que se halla en proceso de reconfiguración.

Progresismo renovador

Al parecer la esencia de MORENA, como parte de tal reconfiguración, está más enfocada a un progresismo renovador que hacia una izquierda radical.

No deberíamos asombrarnos si en el futuro surgen otras voces que difieran de la mayoría de los simpatizantes.

Ante dicha situación, y frente al debilitamiento del progresismo regional, los morenistas están obligados a analizar las lecciones de la debacle del Partido de los Trabajadores en Brasil o del kirchnerismo en Argentina.

Las consecuencias

Las divergencias aisladas como es el caso de Lilly Téllez no constituyen un problema para lograr acuerdos; lo complejo arribará cuando existan divisiones potenciales que pudieran poner en riesgo la capacidad de tomar decisiones.

Lo que se esperaría quienes forman parte de ese partido, es que respeten la regla de la mayoría.

La inclusión ideológica y la libertad de expresión que teóricamente concede MORENA, explota una imagen democrática de un nuevo progresismo.

Sin embargo, la intolerancia y los protagonismos podrían arruinar los planes de gobierno.

Como se dijo, a la luz de las nuevas visiones políticas, resulta significativo negociar con el círculo empresarial, con el sector católico, evangelista y protestante.

Además, con los medios de comunicación y la sociedad civil organizada, con la intención de conseguir la gobernabilidad deseada.

Los principios de MORENA

No obstante, los detalles se encuentran en las letras chiquitas de los acuerdos o negociaciones.

Si éstos no son claros y se interpretan con inteligencia, quienes en algún momento se comprometieron, podrían voltear la espalda y flagelar el esquema político ideal.

Para muestra, el regreso a la derecha en algunos países de América Latina.

Sorpresivo y despreciable

En suma, el asunto de Lilly Téllez es sorpresivo y despreciable por parte de los simpatizantes de la izquierda y el progresismo nacional.

Sin embargo, no transgrede los principios de MORENA como partido político.

¿Será una contradicción?, o ¿quizá la inclusión ideológica será un elemento clave del nuevo progresismo?, pero ¿se vale incluir hasta los más conservadores? Ustedes ¿qué opinan?

*Manuel Bazan Cruz es doctorante en Ciencias Sociales por la UAM. Integrante de LID. Especialización en Políticas Públicas para la Igualdad en América Latina (CLACSO). Maestro en Transparencia y Protección de Datos Personales por la UDG. Especialista en Derecho de la Información por la UNAM. Escribe @SomosLID @bazancruzz

#Derechoshumanos #Equidaddegénero

0 vistas

© 2020 by Laboratorio de Innovación Democrática (LID).

Proudly created with Wix.com