Buscar
  • Mauricio Hernández*

¿Las ciencias sociales vigentes?


Ciencias sociales…

En el siglo XXI los retos de la investigación en las Ciencias Sociales se relacionan directamente con la complejidad del mundo que vivimos. Dentro de esa complejidad es muy importante que existan esfuerzos rigurosos y científicos que nos ayuden a comprender un fenómeno o tema.

En ese marco de intervención, las investigaciones desde las Ciencias Sociales no solo son relevantes sino necesarias; si las entendemos como aquellas que “se encargan del estudio del ser humano como ente social; dando gran énfasis a aspectos como el comportamiento, interacciones humanas y la cultura.

Agrupan a todas las disciplinas cuyo objeto de estudio está íntimamente ligado a las actividades y el comportamiento de los seres humanos” (para la referencia, véase la página de la UDG). Así, a diferencia de las ciencias naturales, éstas se relacionan entre sí a partir de la interacción de un actor. El ser humano.

Desafíos para las ciencias sociales

Entonces, ¿por qué es relevante la investigación desde las Ciencias Sociales? o ¿cuáles son los retos que se enfrentan para mantenerse vigentes en la actualidad?

Para responder sobre su relevancia, cabe hacer una premisa. A nuestro alrededor, la modernidad y/o la desigualdad, están generando interacciones específicas entre los seres humanos que no eran conocidas anteriormente. El desarrollo tecnológico con el internet,;el comercio electrónico; la tele presencia o cualquier otra solución moderna que modifique la interacción de las estructuras y organizaciones, en sí misma, ha marcado un antes y un después sobre el comportamiento del ser humano.

Aunado a ello, si comprendemos que la propia desigualdad social tiene, al menos, a dos sub grupos de personas: esos con acceso y uso de medios electrónicos y aquellos que están en una condición de vulnerabilidad tal que, entre sus perspectivas, no se ubica como prioridad la era digital; imagínense la complejidad de las interacciones del ser humano en la actualidad dentro de este país.

Realidades

Y a todo esto, ¿Quién investiga esos y otros fenómenos?, ¿cómo lo hace?, ¿es redituable frente a otras profesiones del mercado laboral?, ¿cuáles son los principales retos que enfrentan?

Muchas son las respuestas para contextualizar al lector sobre la importancia de las personas que dedican su vida a este esfuerzo. En su mayoría, académicos de carrera que han usado metodologías para analizar fenómenos sociales a través de probar y rechazar hipótesis, contrastarlas, revisarlas y difundirlas a la comunidad de conocimiento y a la propia sociedad.

Desafortunadamente, en el mercado laboral, este perfil de investigación no es tan redituable como aquellas profesiones vinculadas con el sector privado. Es decir, son esfuerzos que pueden tener una gran utilidad social más no económica, necesariamente. Aunado a ello, poco se conoce sobre la existencia de personas que se dedican a este esfuerzo. Al conversar en la calle, por ejemplo, es más factible que las personas jóvenes tengan interés en oficios y profesiones en otras áreas; ingeniería, arquitectura, ciencias médicas, albañilería, peluquería, servicios de transporte, etcétera.

En la realidad, es un grupo pequeño de personas que tienen aspiraciones profesionales y de vida, que los lleven a convertirse en antropólog@s, sociólog@s, filósof@s y, en el extremo, si existen perfiles de las Ciencias Sociales, que tienen una visibilidad importante, como los abogad@s, aunque los retos actuales de los fenómenos sociales, sin duda, van mucho más allá de esta profesión.

Retos

La disyuntiva parece clara. Primero, impulsar a aquellos cuadros que como decisión de vida están interesados en generar una utilidad social de su esfuerzo cotidiano. Desde las Ciencias Sociales. Segundo, garantizar e incidir para que sus investigaciones se vinculen con fenómenos relevantes y que tengan algún impacto directo en la realidad social que vivimos.

Los retos no son sencillos. Probablemente en el futuro se haga investigación desde estas Ciencias bajo una visión mucho más interdisciplinaria. Sin embargo, si escuchan en la calle que alguien es académic@, investigador@ o activist@ en estos temas; que guarda un rigor metodológico en sus proyectos y, además le interesa cambiar la realidad social, no está de más darle un espaldarazo y un agradecimiento.

De antemano sepan que no se hace por dinero. Que se tiene un compromiso para que, en un futuro seguramente lejano, alguien a tu alrededor tenga una nueva perspectiva sobre algún fenómeno social que lo lleve a tomar mejores decisiones de vida.

Colaboración del LID para CUARTA

Foto: Jordi puig

*Mauricio Hernández estudió políticas públicas, ha trabajado en temas de rendición de cuentas, educación y democracia desde el gobierno. Actualmente está vinculado en proyectos del LID, relacionados con participación ciudadana y transparencia.


0 vistas

© 2020 by Laboratorio de Innovación Democrática (LID).

Proudly created with Wix.com