Buscar
  • Evelyn Macdonel*

Dime qué piensas y te diré a qué partido perteneces


Quise ser neutral, pero a los demás les ganó el enojo, así que me encasillaron en la frase: Dime qué piensas y te diré a qué partido perteneces.

Ya falta menos, y nos han dado un mes de “relax”, hasta el 1 de Abril cuando comenzarán oficialmente las campañas de todos aquellos que pudieron hacer un registro oficial y candidatearse para los próximos comicios.

Estamos nerviosos y temerosos de lo que va a pasar el próximo domingo 1 de julio de este año. Ese día en el que, según por ley, los mexicanos vamos a elegir a nuestro principal dirigente y visionario de lo que nos esperará los próximos 6 años.

¿Y qué es lo que implica? Levantarte ese domingo, ir a la casilla que te corresponde y poner una gran X sobre el nombre de aquella persona que elegirás para ser presidente de la República Mexicana.

Recientemente me invitaron a participar en una de esas encuestas (focus group) donde los partidos políticos buscan saber las opiniones de los ciudadanos acerca de sus rivales, sus antecesores, las opiniones sobre su imagen y sus spots comerciales, antes de ser lanzados al público. Digamos que tratan de prevenir el “ramalazo” que se les viene.

Sentados todos en una mesa para 10 personas, 4 mujeres y 4 hombres, de entre 35 y 50 años respondimos a las preguntas que una mercadóloga nos hizo. Café, agua, refresco, galletas fueron ofrecidos por parte de la compañía encuestadora ya que nos encerraríamos en aquel cuarto por dos horas. Así que sería mejor tenernos bien hidratados y sin hambre. Después de hacer una breve introducción y de presentarse, la anfitriona comenzó su trabajo.

Las preguntas

La primera pregunta fue:

—¿Qué opinan sobre las próximas elecciones? ¿Cómo se sienten con ello?

—Miedo, respondimos todos.

—¿Por qué?

—Porque no se sabe que va a pasar. Es un relajo.

—¿Qué piensan de su actual presidente? ¿Cómo ha sido su administración?

—Pésima, fatal, un desastre, se oía.

—¿Por qué? ¿Qué es lo que piensan que ha hecho mal el presidente?

—Muchas cosas, principalmente la inseguridad del país. Nos tienen a todos temerosos ante los criminales que los han dejado crecer. Y esa venida de (Donald) Trump (presidente de Estados Unidos) fue grave error.

—¿Qué cosas buenas ha hecho el presidente?

—Casi nada, casi todo lo ha hecho mal, es muy ignorante, dijo una por ahí.

—Pasemos a otros temas, dijo la encuestadora. ¿Ustedes saben quién es Antonio Meade?

—Sí, sí sabemos. Es el candidato a la presidencia por el PRI.

—Es correcto

—¿Y qué saben de él?

—Que trabajaba para Enrique Peña Nieto (presidente de la República) y que al PRI no le quedó otra opción, que candidatearlo y dar la cara por ellos. Ni siquiera es miembro del PRI.

—A continuación les voy a pasar algunos spots y ustedes me dicen que opinan de ellos.

En el spot que nos presentan en la pantalla, se ve al candidato del PRI, Antonio Meade con camisa blanca, saco negro, llegando a un puesto de mercado, diciéndoles que él tiene estudios, que es doctor y que va a quitar las armas y el dinero de la calle.

Una de las señoras comienza a reír.

—Esa no se la cree ni él. Se ve muy actuado. Parece que trae un script memorizado, dice otro señor.

—De acuerdo, retoma la encuestadora. ¿Les gusta el spot?

—No, contestamos todos. El candidato se ve muy fingido. Además no parece un mercado, se ve muy actuado todo.

—¿Y acerca del mensaje que les da a las personas que están ahí?

—No pues no se le cree, el PRI ha generado esta violencia, ¿cómo les piensa quitar las armas? y ¿cómo les va a quitar el dinero?, ¿a través de los depósitos en efectivo como se ha hecho? Eso no funciona señorita.

—De acuerdo, les voy a poner otro spot.

Comienza a proyectar el segundo spot, primero se enfoca a un ciudadano en la Ciudad de México, diciendo ante la cámara que un candidato debería tener estudios, inmediatamente después sale Meade diciendo: yo tengo maestrías y doctorado, regresan a la opinión de las personas y otro dice que el candidato debería ser honesto, regresan con la imagen de Meade diciendo que él es incorruptible, una vez más vemos a otra ciudadana diciendo que debería tener experiencia y volvemos con Meade diciendo que tiene 20 años de experiencia.

Es un spot en el que aparecen una secuencia de preguntas y respuestas como si fuera una entrevista que el candidato responde. Todo filmado en Ciudad de México.

—¿Qué opinan de este spot? ¿Les gusta?

—Está menos peorcito, dice una por ahí. Sí está mucho mejor, dice otro. A mí si me gusta, dice una persona y otros dicen, no para nada, es lo mismo.

—¿Por qué no les gusta?

Una señora comenta:

—A mí se me hace muy presumido con sus maestrías y doctorados. No me parece que deba andar diciendo tanto eso.

Otro comenta:

—Para que quieren tanta educación si con presidentes con menor educación el país ha mejorado muchísimo.

—¿Cómo cuál?

El mismo señor contesta:

—Como el expresidente Lázaro Cárdenas.

Una de las presentes se moffa del comentario y le dice:

—Señor, usted está hablando de hace 100 años. Bueno pues eso sí, contesta el señor.

La polémica se empieza a armar en aquel cuarto, la gente está molesta porque los spots no son de su agrado, piensan que son puras mentiras y que en lugar de estarse “ensalzando “ con tanto estudio el candidato debería mencionar más los logros que tuvo en las secretarías que dirigió.

Un hombre de la complexión más o menos de Antonio Meade, dice que se ve flojo, lento, que nadie le va a creer que no es corrupto y que ese tema es de actualidad.

Otro hombre menciona que Meade estaba cuando se autorizó el gasolinazo y que no entiende cómo es que ahora quiere resolver los problemas del país.

Al ver que las personas no estaban respondiendo neutralmente me atreví a decir:

—¿No será que estamos viéndolo con otros ojos?, ¿no será que estamos tan enojados con el gobierno actual que vemos todo mal en Meade?, ¿y que vemos reflejado en su persona al presidente actual y los errores pasados? Todos los encuestados nos callamos.

Después de silencio, el mismo señor que mencionó el gasolinazo me respondió:

—Ya sabemos quién es la priista en esta mesa, todos rieron.

Tuve que responderle:

—No señor, yo no soy priista, no he votado por ningún gobierno nacional priista desde que puedo ejercer mi derecho.

La encuestadora nos tranquiliza y nos pide que por favor continuemos. La conclusión final del grupo encuestado fue que el spot no es creíble, que es mejor que hable menos de su educación y más de sus logros, además de que no le van a creer que no es corrupto. Y que el spot del mercado lo eliminen, no es un spot que les llama la atención.

Mi opinión es que estos spots no van dirigidos al tipo de personas que nosotros representamos. Este spot va dirigido a otro segmento de la población. Están muy bien hechos, con muy buena producción, calidad y les puede funcionar. Está mucho mejor que varios que he visto.

Yo aún no se por cual candidato voy a votar.

Pero lo que sí sé es que nuevamente la población estará votando solo por pasión.

Las personas que asistieron a este focus group no conocían las propuestas de los candidatos, no conocían su edad, su educación, sus logros. Solo conocían la información más relevante de éste y del resto de los candidatos.

Mexicanos iguales = gobiernos iguales.

Colaboración del LID para CUARTA

*Evelyn Macdonel es maestra en Economía en Italia. Apasionada por México, sus tradiciones y cultura. Emprendedora, empresaria y desarrolladora de nuevos proyectos. Completamente a favor de romper esquemas, innovar y transformar. En la actualidad se desempeña en el LID como investigadora en temas de desigualdad socioeconómica.

#Elecciones #Campañas

11 vistas

© 2020 by Laboratorio de Innovación Democrática (LID).

Proudly created with Wix.com